A menudo, tenemos que a acudir a la reforma de fachadas en Cantabria porque está deteriorada, dañada o por cambiarla de estilo. Pero existen muchos motivos que inducen a ella.

En este post te hablaremos de los problemas más frecuentes que hacen recurrir a la reforma de fachadas en Cantabria.

La suciedad: es muy común, sobre todo en las ciudades, que las fachadas se vean afectadas por suciedades. A menudo, provocadas por la polución, aunque no suponen un daño material, si produce un problema de estética nada deseable.

La presencia de microorganismos: en las fachadas pueden producirse presencia de moho, hongos, algas, etc., cuando existen problemas de humedades. Suele ser provocado por la meteorología o la orientación de la fachada. El problema es que estos parásitos degradan el revestimiento de la fachada.

Las grietas y fisuras: cuando aparecen estas grietas, nos hacen conocer que hay un problema en la construcción del edificio, debido a una deficiencia o movimiento sísmico.

Las humedades por filtración y capilaridad: cuando existen grietas en las fachadas o se utilizan elementos de poca calidad, suelen darse estos problemas de humedades. El agua de la lluvia puede filtrarse con mayor facilidad, lo que desencadena en otros problemas, como la aparición de microorganismos y malos olores.

El desgaste de la pintura: ya que la fachada está expuesta al sol y demás condiciones meteorológicas, el primer elemento afectado es la pintura. La consecuencia es la aparición de pequeñas grietas, ya que la pintura pierde grosor.

En definitiva, estos son los problemas más frecuentes, todos suelen tener solución. Para ello lo mejor es ponerse en contacto con profesionales del sector.

Con nosotros, obtendrás los mejores resultados en tu fachada. No dudes en visitarnos en Acebo Trabajos Verticales. Nuestros profesionales te atenderán encantados, asesorándote en todo lo que necesites para tu fachada.