Filtraciones, goteras, condensaciones... Problemas muy frecuentes en viviendas antiguas. En nuestra empresa de rehabilitación de edificios en Cantabria ofrecemos soluciones a nuestros clientes para la restauración de construcciones que han sufrido el deterioro propio del paso de los años. La solución a estos problemas pasa por la impermeabilización y, para ello, una posibilidad más que interesante es la utilización de hormigón impreso.

Este mortero es muy resistente y no deja pasar el agua, por lo que hay profesionales que se deciden por su utilización para revestir paramentos verticales que cuentan con anclaje. Con esta técnica es posible reforzar fachadas, muros y paredes, tanto interiores como exteriores, y evitar que estos problemas vuelvan a aparecer.

El hormigón impreso es un material duro y que soporta bien el paso del tiempo, los golpes y el efecto negativo de otros elementos, como las grasas, los líquidos inflamables o corrosivos, las altas temperaturas... Además, existe la posibilidad de elegir entre una gran cantidad de moldes diferentes, que permiten conseguir texturas y acabados muy diferentes. Lo que significa que podrás personalizar el resultado. Este tipo de hormigón sí que es muy estético y, aunque su uso mayoritario está extendido para la colocación de pavimentos, muchas empresas de rehabilitación de edificios en Cantabria lo empleamos para reforzar paramentos verticales, sobre todo, en zonas lluviosas y con mucha humedad.

Al aplicarse sobre el soporte de manera directa, se integra de forma sólida y ofrece una gran resistencia. Además, no deja sensación de huecos al tacto, como ocurre cuando se emplea otro tipo de elementos prefabricados. Este mortero hidrófugo, además de resultar muy funcional, puede llegar a ser decorativo. Y lo más importante es que resulta un material muy económico.

En Grupo Acebo estamos especializados en la rehabilitación de fachadas y nuestros profesionales manejan diversas técnicas y diferentes elementos de construcción para ofrecer al cliente soluciones a su medida.